EVALUACIÓN-PLANIFICACIÓN

Se puede definir a la evaluación como el proceso sistemático de recolección y análisis de la información, destinado a describir la realidad y emitir juicios de valor sobre su adecuación a un patrón o criterio de referencia establecido como base para la toma de decisiones.

La idea es hacer 3 reuniones amplias, con la participación general de todas las personas que forman parte del proyecto en cualquiera de sus formas. Estás se dividirán por trimestres en formato escolar:

Septiembre: Evaluación de posibildades y planificación

Enero: Evaluación de la planificación y reajustes.

Junio: Evaluación del año y propuestas de mejora.

Evaluar es participar en la construcción de un tipo de conocimiento axiológico, interpretando la información, estableciendo visiones no simplificadas de la realidad y facilitando la generación de una verdadera cultura evaluativa.1

Es por ello que se planteará una evaluación participada y continuada del proyecto, con la gestora como órgano promotor de la misma.

De todas formas, existen distintos tipos de evaluaciones:

Puede mencionarse a la evaluación de la calidad, un proceso que realiza una compañía u organización para supervisar las actividades de control de calidad.

Se puede realizar una evaluación del contexto: donde se determinan los objetivos y los medios para alcanzarlos. Se estudia comparativamente lo esperado de lo que se ha conseguido.

Una evaluación de las necesidades utilizadas en el proyecto implica un análisis de los recursos, los medios y la puesta en práctica de ellos.

La evaluación del proceso es la que se enfoca en los resultados obtenidos, en base a los métodos empleados y a la curva de progresión donde dificultades, decisiones y objetivos se unifican.

Para poder analizar un evaluación ya sea de aprendizaje, de producción o de lo que sea, es necesario realizar varios modos de análisis para saber su las decisiones tomadas en torno a la planificación (programas, realización y controles) son acertadas).

Anuncios