DEFINICIÓN

CIVyD San Cristóbal-Villaverde será un espacio comunitario del barrio de San Cristóbal y del distrito de Villaverde dentro de la gran urbe que es Madrid. Su función es canalizar y dar respuesta a las necesidades e iniciativas colectivas que surjan de la comunidad vecinal.

Para conseguir esto CIVyD San Cristóbal-Villaverde impulsará y desarrollará proyectos abiertos que permitan cohesionar y fortalecer las relaciones sociales de la vecindad y hacer crecer en valores a las personas que participen en el mismo.

CIVyD San Cristóbal-Villaverde debe ser un espacio adaptado a las características del entorno y adaptable a las necesidades cambiantes de la comunidad. Será capaz de promover y generar transformaciones a escala local -barrio- basadas en nuevas maneras de hacer y gestionar desde una óptica comunitaria –autogestión cívica

Un espacio que se quiere poner en marcha en San Cristóbal, para el uso social del mismo, donde la gente del barrio y del distrito puedan llevar a cabo sus iniciativas, desde la participación y el compromiso con llevar adelante la actividad que quiere realizar. Entendemos lo comunitario, como aquellas acciones que parten desde la participación de la comunidad y atienden a la diversidad de la misma (cultural, ideológica, socioeconómica, edad, genero, etc.).

En un espacio como CIVyD San Cristóbal-Villaverde el colectivo será proactivo en la búsqueda de soluciones a los problemas y en la puesta en marcha de las inquietudes del colectivo. Para que todo esto pueda llevarse a cabo es esencial mantener la capacidad de decisión vecinal y de los agentes participantes, desde su autonomía y como proceso de empoderamiento.

Entendemos este proyecto, como una acción que promueve los valores humanos, la justicia social, la equidad, la interculturalidad, la participación social, el hecho inclusivo, la integración, la transparencia, la garantía efectiva de los derechos humanos, la sostenibilidad, el medioambiente… respetando, haciéndose eco y promoviendo las diversidades como sinónimo de riqueza comunitaria.

Es un espacio que responde a las necesidades de la comunidad, que sirve como infraestructura para la implementación de acciones a partir de la misma, aportando herramientas y recursos necesarios a la propia comunidad para que pueda llevarlas a cabo desde la implicación y la proactividad.

Busca generar músculo de participación vecinal que sea el sustento posterior del espacio y de la transformación del barrio.

Tendrá una clara apuesta por los valores de la solidaridad, la diversidad, la tolerancia, la interculturalidad, el feminismo y el ecologismo. A parte de unos valores intrínsecos como es la creatividad, la proactividad, la innovación y el protagonismo vecinal.

Anuncios